Fetiches

¿Vives la sexualidad cómo quieres?

Tu fantasía 680029

Mi excitación, era enorme y otro comentario me hizo llegar al orgasmo. Tras unos minutos quietos los dos, fui yo quien rompio el silencio. Mi nombre es Javier tengo 35 años, soy un hombre normal, rubio, ojos claros, no muy alto 1,70, y de complexión delgada, Ana es un bombom, tiene mi misma edad, llevamos casi toda la vida juntos, morena, delgada pero con curvas, buenas tetas, buen culo, y muy fogosa en la cama. Cuando llegue a casa despues del trabajo, le dije a Ana: J. Ana lejos de decirme que no, puso cara de vicio, y dejo de ver la televisión, diciendo espera aqui, no tardo. A los dos minutos Ana entro en el salón, llevaba una mascara veneciana y un body de rejilla, que le cubria todo el cuerpo y que solo tenia dos agujeros, uno en su vagina y otro en su culo, mi erección no se hizo esperar, cogi mi movil y le hizo unas cuantas fotos, a ella tambien le estaba excitando todo esto, cada vez ponia poses mas sensuales, hasta que termino a cuatro patas sobre el suelo abriendo sus dos agujeros, tras hacer esa ultima foto, dije: J. Me arrodille detras de ella, saque mi polla que ya estaba tiesa como un palo, y sin dudar un instante, se la meti de golpe, ante el gemido de Ana, mientras me la follaba aproveche para acercarme a su oido y decirle: J. Somos una pareja de cuarenta y pocos años, y llevamos juntos desde que ocurrió el relato que comentaba antes.

Lolicon8: En el centro, es un congal clandestino. Putrid-doll: Touché, valdría la pena aunque terminara como la chica de réquiem por un sueño. Putrid-doll: Me conoces, sabes que lo haré, dame la dirección. Se la escribió inmediatamente con una breve descripción del lugar y le indicó que preguntara por Liss.

No disfrutamos con plenitud de nuestro cuerpo y de sus posibilidades, por alarma, vergüenza o simplemente por falta de educación sexual. Tampoco los hombres son libres en el terreno del amor. Muchas veces sienten presión, otras se sienten perdidos, que depende de ellos, que tienen que querer. Otras veces simplemente no se plantean que podría ser mejor. Te defino algunos puntos que deberíamos tener en cuenta en el momento de tener un encuentro sexual sano: La vergüenza: El cuento que nos contaron Muchas de las mujeres que veo en mi consulta me hablan del sexo con vergüenza. Otras veces ni siquiera sabiendo concretar qué es una sexualidad saludable. El sexo empieza en nuestra mente…. Lee, ve películas, explora.

Leave a Reply

Your email address will not be published.