Fetiches

Visor de obras.

Paginas de solteros 344379

El poste se conocía con los nombres de rollo o picota. Junto al rollo se ostentaba sombría la ene de palo. Cada una de las jaulas encerraba una cabeza humana. Eran tres cabezas cortadas por mano del verdugo y colocadas en la picota para infamar la memoria de los que un día las llevaran sobre los hombros. Tres rebeldes a su rey y señor natural D. El verdadero crimen de esos hombres fue el haber sido vencidos. Ley de la historia es enaltecer al que triunfa y abatir al perdidoso. La justicia del rey se mostraba tremenda e implacable. Esas cabezas en la picota mantenían a raya a los turbulentos conquistadores y eran a la vez una amenaza contra el pueblo conquistado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.